Reemplazo de un diente

Una corona sobre un implante dental es la mejor opción si le falta un diente en el maxilar superior o inferior. La necesidad de reemplazar un diente puede originarse por un accidente o por una falta de predisposición para el crecimiento del diente.

 

Paso 1

La necesidad de reemplazar un diente puede originarse por un accidente o por una falta de predisposición para su crecimiento.

 

Paso 2

El implante dental se coloca en el maxilar. No es necesario dañar los dientes sanos. Con otras soluciones, es probable que se deba rebajar el diente adyacente para sostener un puente.

 

Paso 3

El pilar se ajusta al implante dental. Sobre éste se coloca una corona, que se adapta perfectamente a la encía.

 

Paso 4

El tratamiento se ha finalizado y es prácticamente imposible ver la diferencia con los dientes naturales.

Carola: “¡Definitivamente volvería a hacer la misma elección!”

Los implantes dentales requieren rutinas de cuidados para mantener su funcionalidad.

 
Descárguese material impreso y visualice vídeos.
 
048